Kids
comments 4

Muselinas Aden + Anais

Las muselinas de algodón son uno de los accesorios básicos, incluidos en mi lista para la canastilla del bebé. Yo compré las de la marca americana Aden + Anais, como siempre después de haber leído muchas reviews que hablaban maravillas de ellas, y fue todo un acierto.

20140410-120630.jpg

Las he utilizado desde el día que salimos del hospital y las seguimos usando a diario ahora que Berta ha cumplido ocho meses.

Normalmente las venden en packs de tres o cuatro unidades, pero también puedes encontrarlas sueltas, por si te apetece combinar varios estampados distintos. Yo compré dos para probarlas, pensando en comprar más si me gustaban, pero la verdad es que con dos es suficiente teniendo sólo un bebé en casa.

20140410-120603.jpg

20140410-120622.jpg

20140410-120615.jpg

Estos son los usos que yo le doy a las muselinas, pero estoy segura de que no son los únicos, cada madre tiene sus truquillos. ¡Me encantaría saber si vosotras las utilizáis para más cosas!

Swaddle

El principal uso de las muselinas de Aden + Anais es para envolver al bebé. Se trata de una técnica muy antigua llamada “swaddling”, que tiene como objetivo que el bebé este tranquilo y duerma mejor. Envolviendo al bebé en este trapito suave y transpirable, evitamos que se asuste con sus propios movimientos o que se arañe la cara como pasa a todos los recién nacidos, ya que tiene los brazos pegados al cuerpo y sujetos por la muselina.

Yo al principio dudaba sobre este tema, pero las enfermeras del hospital me explicaron como hacerlo y lo utilizamos con Berta durante los primeros meses.

20140410-120708.jpg

Arrullo

Las muselinas son ideales como mantita de verano, son suaves y acogedoras, perfectas para tapar al bebé y protegerlo de la brisa sin que pase calor.

Berta nació en Agosto y las mantas que tenía, aunque eran de punto de algodón la hacían sudar, así que la mayor parte del tiempo la envolvíamos en las muselinas. También en la cuna o el carro, la tapábamos con ellas, dejando la manta a los pies sólo para cuando hacía más frío.

Para dar el pecho

Gracias a las muselinas, podía darle el pecho a Berta en cualquier parte. En un restaurante, en el médico, en la playa o en una terraza mientras tomábamos algo, cuando llegaba la hora de la toma, me ponía la muselina por encima y listo. Transpiran genial, dejando el que aire circule perfectamente, así que Berta respiraba tranquila debajo del “trapito”.

20140410-121146.jpg

Cambiador

En casa tenemos un cambiador impermeable, que está genial para evitar manchas y que se limpia muy fácilmente, pero que no es la superficie ideal para estar en contacto con la piel de un bebé. Las muselinas me vienen genial para poner encima del cambiador y así tumbar a Berta sobre un tejido suave.

Si se ensucian no hay más que meterlas en la lavadora y quedan perfectas, se secan súper rápido y no necesitan ni siquiera pasar por la plancha.

20140410-120740.jpg

Protector para el carro

Me resulta muy práctico llevar una muselina en la bolsa de los pañales y utilizarla para tapar el carro cuando Berta está dormida. Sirve para protegerla de la brisa, del sol o de los insectos y crea un ambiente muy agradable para que ella disfrute de su siesta.

Filed under: Kids

by

I am Ana. I work as a freelance PR, write Dear Oh and manage a family of three in London. Here you will find my latest thoughts about organic food, travelling and parenting, some of my current main interests. If you are interested in what I write, think about subscribing.

4 Comments

  1. Elena says

    La verdad que son preciosas. Yo ayer no pude resistirme y ya compre una, de bambú, pero estoy segura que comprare más cuando ya me ponga de lleno con la canastilla.
    Lo que no se si me será útil es comprar alguna de las pequeñas.
    De nuevo gracias por tus fantásticos consejos.

    Elena

    • Ana Fiestas says

      Yo compre muselinas pequeñas, gasas de las blancas de toda la vida, pero no las he utilizado apenas.

      Te recomiendo que en su lugar, compres baberos. Hacen la misma función que las gasas y los utilizas mucho más tiempo.

  2. Hola Ana,

    No conocía tu blog, y me ha encantado. De repente he caido en esta información de las muselinas (que no tenía para que servían). Me ha gustado mucho la idea es un material muy versátil ¿no?
    Desde ahora tienes una seguidora más.
    Saludos.

    • Ana Fiestas says

      Hola Emma,

      Las muselinas no son todavía muy conocidas en España, pero son súper practicas.

      Me alegra mucho que te guste el blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *