Travel
comments 3

Mis cinco favoritos de Bali

Elegimos Bali como destino en nuestra primera visita al continente Asiático y fue todo un acierto. Descubrimos un país lleno de encanto, con gente maravillosa y una filosofía de vida que cambió la nuestra para siempre.

Decidimos coger una semana de vacaciones en Febrero, hace dos años. Nos quedaban unos días pendientes del año anterior y había que cogerlos o los perderíamos, así que cuadramos las fechas en el trabajo y nos sentamos a decidir dónde iríamos. Al principio Bali parecía un destino demasiado lejano para tan pocos días, pero nos apetecía tanto que nos lanzamos a la aventura y en una semana lo teníamos todo organizado: hoteles, vuelos y hasta un guía balinés que hablaba español y con el que todavía hoy mantenemos el contacto.

Si estás preparando un viaje a Bali puede que te interesen estos cinco consejos que te propongo:

5. El atardecer en la playa

Gracias a nuestro querido guía Riasa, pudimos disfrutar de un precioso atardecer en la playa. No era una playa turística llena de gente, sino una pequeña cala a la que se accedía con dificultad a través de una escalera de roca y que tenía unas vistas espectaculares.

20140217-131508.jpg

Fuimos temprano y pudimos hacer fotos muy bonitas a la vez que el sol se iba poniendo tras el templo Tanah Lot, que se situaba encima de la cala. Nuestra única compañía fueron unos novios de Jakarta, que se estaban haciendo un reportaje fotográfico en aquel precioso entorno.

4. La comida Balinesa

Los platos balineses más típicos son el Mie Goren (con arroz) y el Nasi Goren (con tallarines), son muy parecidos a los clásicos arroz y tallarines tres delicias chinos, pero con otro aliño y por lo tanto un sabor muy distinto. A los balineses les encanta la comida picante, así que nosotros siempre pedíamos nuestros platos lo menos picante posible (porque eliminarlo del todo era imposible).

20140217-152649.jpg

20140217-152705.jpg

Recuerdo con especial cariño los desayunos y las cenas que nos preparaban en la terraza de nuestra habitación en el hotel The Purist. Es un hotel pequeño en Ubud, sólo tienen 7 habitaciones, todas ellas villas preciosas con terraza o jardín privado y con el mejor servicio que puedas imaginar. El hotel no tiene comedor común, por lo que es obligatorio disfrutar de los deliciosos desayunos en tu propia villa y cenar a la luz de las velas cada noche.

20140217-131534.jpg

3. El Hinduismo

Es impresionante la influencia de la religión en Bali. El Hinduismo es la religión mayoritaria en el país y está presente en todos los aspectos de la vida de los balineses, siendo además el principal reclamo turístico de Bali. ¿Quién no ha oído hablar de los templos y sus pagodas?

20140212-154201.jpg

A nosotros nos encantó la filosofía de vida de los balineses, gente sencilla que vive la religión de una forma muy sana y cuyos principios fundamentales son ser buena persona y dar las gracias por las cosas que realmente merecen la pena. Después de respirar ese aire tan positivo incluso una pequeña parte de ti se vuelve hinduista.

20140212-154216.jpg

2. Ubud

La parte más bonita de Bali es el interior, la zona de Ubud es un paraíso natural donde impresionantes bosques tropicales conviven a la perfección con bancales de arroz, lagos y templos de piedra.

20140217-133119.jpg

20140217-152712.jpg

Al hablar de Bali la mayoría de la gente piensa automáticamente en playas tropicales con palmeras y arena blanca, pero en realidad, se trata de playas rocosas de difícil acceso, con arena oscura y fuerte oleaje. Son el sueño de todo surfista, pero si lo que buscas es una playa idílica para descansar y disfrutar del sol, Bali no es el destino adecuado.

20140217-131525.jpg

Además del espectacular paisaje de Ubud, la ciudad también tiene mucho encanto. Es un pequeño núcleo urbano tradicional balines, con casas típicas, restaurantes y un mercado en el que merece la pena perderse. Si te gusta la decoración balinesa, es el lugar perfecto para encontrar piezas únicas a buen precio.

1. Las ofrendas florales

Las ofrendas son un ritual importantísimo en la vida de los balineses. Las mujeres dedican prácticamente todo el día a prepararlas y luego repartirlas por los distintos puntos de la casa y el templo.

Se trata de cestillos hechos con hoja de palmera en los que se ponen flores frescas, un poco de arroz, un trozo de fruta y una ramita de incienso. Estas pequeñas obras de arte se ven por todas partes: en la puerta de las casas, en los templos, en las ventanas o en el suelo. Cualquier sitio es bueno para dar las gracias a los dioses.

20140211-191942.jpg

20140211-191949.jpg

20140211-191956.jpg

20140211-192016.jpg

Filed under: Travel

by

I am Ana. I work as a freelance PR, write Dear Oh and manage a family of three in London. Here you will find my latest thoughts about organic food, travelling and parenting, some of my current main interests. If you are interested in what I write, think about subscribing.

3 Comments

  1. Lourdes says

    Precioso, espero poder ahorrar y visitar Bali algun día, me has puesto la miel en los labios, espectaculares los colores y la luz.

  2. Juliana says

    Hola que buen artículo , yo voy de Luna de miel a bali en junio me gustaría que me pudieras recomendar una playa linda y tranquila para quedarse también si me puedes regalar el contacto del guía ,

    • Ana Fiestas says

      Hola Juliana, me alegro mucho de que te haya gustado el post.

      Nosotros no nos quedamos en la playa, preferimos alojarnos en el interior, en Ubud, y nos gustó muchísimo. Si buscas un sitio bonito y tranquilo, te recomiendo el hotel Como Shambala, un maravilloso sitio para descansar y disfrutar de la naturaleza.

      Esta es la página web de nuestro guía balinés, Riasa. Espero que lo paséis genial y disfrutéis de Bali tanto como nosotros.

      http://www.viajarporbali.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *