Food
Leave a comment

Mi tarta Pink Velvet

La primera vez que intenté hacer una tarta Red Velvet en casa compre un kit ya preparado, me parecía una receta complicada y no quería sorpresas. El resultado fue bueno, pero ni tenia el color rojo intenso que esperaba y en el sabor se notaba que aquel bizcocho había salido de una caja. Así que la semana pasada, aprovechando que quedábamos para hacer un picnic con unos amigos, me propuse a hacer mi propia versión casera.

Tarta Pink Velvet

Tarta Pink Velvet

No tenia mucho tiempo, así que para preparar el bizcocho utilicé la receta clásica de bizcocho de yogurt, añadiéndole después colorante rojo para darle el color característico de tiene la tarta Red Velvet. El bizcocho salió bien, como siempre, pero el color rojo era otra historia…

Según los consejos de mi hermana y nuestra amiga Paloma, ambas expertas reposteras, el colorante en gel que venden en el supermercado no es la mejor opción. Su recomendación es utilizar uno en polvo de una marca especializada como Wilton. Para el relleno y la cobertura, utilicé un frosting de vainilla de Betty Crocker ya preparado. Resultó estar bastante bueno y lo mejor de todo es la que tarta aguantó perfecta sin derretirse desde por la mañana hasta que nos la comimos por la tarde.

A pesar de no conseguir el color rojo deseado, el resultado fue muy bueno, tanto que no quedó ni rastro de ella al acabar la comida. Mi propia versión de la conocida tarta Red Velvet, resulto ser una Pink Velvet que estaba para chuparse los dedos.

Tarta Pink Velvet

Tarta Pink Velvet

tarta1

Tarta Pink Velvet

Filed under: Food

by

I am Ana. I work as a freelance PR, write Dear Oh and manage a family of three in London. Here you will find my latest thoughts about organic food, travelling and parenting, some of my current main interests. If you are interested in what I write, think about subscribing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *